Juan Gonzalo Rose entrevista a Oswaldo Reynoso

La siguiente entrevista, de 1981, apareció en Apuntes a lápiz, el espacio de Juan Gonzalo Rose en la revista Caretas. Una breve conversación (entre chelas) sobre la etapa de Oswaldo Reynoso (1931–2016) en China*. Sí, en la República Popular China. Entre otras frases, nos deja: “en el Perú no me dejan trabajar”.

Foto 1

Apuntes a lápiz (Caretas, 1981).

Texto:

OSWALDO REYNOSO ROMPE SU SILENCIO

Le lancé mis palabras directamente a la frente:

– Sé que han querido hacerte varias entrevistas y tú te has negado a ello. ¿Por qué?

– Le tengo desconfianza a la mayoría de los periodistas limeños; uno dice rosado y ellos escriben rojo –me responde.

– En mi caso no debes preocuparte porque soy provinciano…

Él sonríe con una boca hecha para las grandes pachamancas y yo aprovecho su buen humor para empezar mi inquisitoria:

– ¿Cuánto tiempo estuviste en la República Popular China?

– Cuatro años y cuatro meses**.

– ¿Haciendo qué?

– Fui corrector de estilo de la Agencia Xinhúa.

Una mosca se le para en su cara de Luna que conforma con sus anteojos un curioso sistema de satélites.

– ¿Puedes sintetizarme tu opinión sobre China?

– Siempre quise vivir en un país socialista y mi estadía en China ha reafirmado mi fe en el socialismo. Por otra parte, siempre deseé tener una perspectiva de distancia sobre la realidad peruana y mi experiencia me ha permitido ver con más claridad y profundidad la realidad del Perú; lo cual no quiere decir que para conocer el Perú hay que salir del Perú.

(Como prueba de su peruanidad se bebe de un sorbo un vaso de cerveza arequipeña).

– Estoy enterado que has tenido problemas para tu reingreso a la Universidad Nacional de Educación, o sea a “La Cantuta”…

Abriendo los brazos afirma:

– Hace poco hubo una encuesta de una revista sobre por qué algunos intelectuales peruanos viven en el extranjero. Mi respuesta hubiese sido muy simple: porque en el Perú no me dejan trabajar. Y ahora que he vuelto se obstinan en negarme trabajo en “La Cantuta”; Universidad en la que me formé y a la cual he dedicado más de 20 años de labor docente. Por fortuna lo único que sé hacer es ser profesor y escritor.

– ¿Esto determinaría un posible regreso a China?

– Sí.

Me acuerdo de pronto que Reynoso es autor de “Luzbel”, poemas; “Los Inocentes” (cuentos que Scorza reeditó con el título de “Lima en rock”) y las novelas “En octubre no hay milagros” y “El escarabajo y el hombre”. En consecuencia le indago:

– ¿Has creado literariamente en China?

– He terminado una serie de relatos largos con temas muy diversos; pero que se desarrollan en Arequipa, Lima y Ayacucho.

– ¿Has escrito algo sobre China?

(La mosca acaba de ahogarse en el tercer vaso de cerveza).

– Solamente impresiones inéditas y de carácter sentimental; ajenas a la política.

– ¿Podrías citarme siquiera a un escritor chino, aún no traducido al español, cuya traducción sería un aporte para nuestra cultura?

– En poesía Ai Qing; en narrativa Ba Jing y en el ensayo Lu Sin; aunque a este último ya se le tradujo muy parcialmente.

– ¿Qué escritores peruanos son conocidos en China?

Responde sin vacilar:

– Ribeyro. En la revista “Literatura Mundial”, de gran difusión en China, aparecieron cuatro relatos de él y es posible que a fines de este año aparezca una antología de Julio Ramón Ribeyro. He colaborado con los traductores chinos en esta tarea antológica. En poesía se conocen algunos poemas de Alejandro Romualdo, principalmente su “Canto Coral a Tupac Amaru”.

Las moscas han vuelto al ataque. Yo me retiro.

Reynoso

Foto: Caretas.

Pie de post:

* Experiencia que le serviría para escribir su novela Los eunucos inmortales.

**En otra nota de Caretas se indica que Reynoso “paseó su humanidad por las calles de Beijing durante doce años”.

El vuelto:

Reynoso recuerda a Gonzalo Rose (vía Lee por Gusto).

Anuncios