La vida y la historia*

*La vida y la historia es el título de uno de los libros de Jorge Basadre y representa, en parte, el espíritu de esta pestaña: referir, brevemente, las explicaciones y nostalgias del autor.

Esta es, por ejemplo, mi sexta incursión digital. Comencé con un blog titulado estrafalariamente Con los huevos de Vargas. ¿Por qué el título? Por el famoso pase-gol de Juan Manuel Vargas a la selección Argentina en los últimos minutos de un partido eliminatorio para el mundial de Sudáfrica. Pero, sobre todo, por la desgarradora narración de Daniel Peredo. Pasaron los años, pero ese gol, como la narración, es imborrable. Sigo pensando que fue un buen título, pero, simplemente, no prosperó. ¡Con los huevos de Vargas! (Obviamente ya cerré ese blog).

Luego vino una aventura sanmarquina: Combase. Un grato proyecto que nació en las aulas de la Facultad de Letras, durante mediados del 2010, por un grupo de entusiastas comunicadores dispuestos a decir lo que pensábamos y pensar lo que decíamos -esa era la idea- . Aquí el camino de la experiencia. Sin embargo, como era previsible, el proyecto de unos no es el de otros y cuando egresamos, tras unos meses en el limbo e incertidumbre, Combase pereció como el paso de la Base 2009 por Letras. No obstante, como sanmarquinos que siempre seremos, jamás dejaremos de ser combasinos.

72345

Sigamos repasando…

 

A la par de ese proyecto surgió El huarique, el otro blog. Ahora es El huarique, pero antes tuvo tantos nombres como corruptos hay en el Perú -sin exagerar-. Inicialmente se había titulado, por ejemplo, Héroe de lo cotidiano, Lapsus calami o El artesano hasta que llegó a su actual denominación. Como en los casos anteriores, a los títulos iniciales (como a los que quedaron) nunca les encontré explicación: por eso los cambios.

Luego se presentó una iniciativa deportiva, sobre todo futbolera, muy interesante, que lamentablemente no prosperó. Olor a camarín, como se tituló, vivió por casi dos meses. Nació como desfogue y propuesta novedosa a nuestra manera de escribir, sentir y trasmitir el fútbol; totalmente distante a como lo trata la mayor parte de la prensa deportiva tradicional. Destinado a narrar los principales partidos de fútbol, este proyecto también decayó como se cortan los procesos en nuestro balompié a falta de resultados. (También se cerró esa página, aunque rescaté algunos post, que publiqué en los blogs sobrevivientes).

Y este, el último proyecto web: Cortinas de humo. Sin embargo, debo confesar, que inicialmente no entendí por qué lo abrí teniendo el primer blog en marcha. Pero como a los hijos, jamás se debe negar o dejar de alimentar a los ya concebidos. Hágase así. Entonces, el pretexto perfecto fue, para diferenciar los contenidos de una y otra página, poner aquí reliquias históricas y literarias que voy encontrando en las lecturas distraídas que tengo. Y El huarique se destine a los contenidos propios, colaboraciones y, en general, a las desviaciones propias de quien gusta escribir. Sin embargo, como en la vida, no siempre cumplí esos objetivos o, en su defecto, los distorsioné. Pese a las dudas, el objetivo es seguir alimentando ambos portales a la espera de satisfacciones. Como los padres esperan de los hijos.

65952

Marca personal a la vida, que se disuelve como la espuma en los vasos durante quincena

Actualización:

Aburrido de la vida, decidí abrir otro espacio: Al cierre de edición. La intención es publicar las fotos de los viajes que emprendí o de los eventos a los que iba o caía de sorpresa. Luego comencé a postear algunos videos e imágenes con matices de interesantes. Todo a nivel de aficionado y de un editor titulado gracias a los tutoriales de Youtube.

Debo añadir, motivado por los mismos impulsos que me llevaron a abrir las páginas mencionadas, que también incursioné en Scribd. En esta cuenta, cuelgo archivos de interés y autoría propia, producto de colaboraciones o de algunos trabajos, que van marcando el pulso de lo que haces en la vida. Igualmente abrí un canal en Youtube, en el que queda registro de cómo, autodidácticamente, aprendí (?) a editar.

(Por si cuenta, existen “blogcitos” en los que participé producto de trabajos universitarios, aunque, como era de esperar, solo fueron conejillos requeridos para presentar la investigación y, luego, abandonarlos a su suerte en el inmenso mundo web de las páginas olvidadas, específicamente en el círculo del purgatorio de los blogs de vida corta. Casos como: Yo opino, Deshumalizando a Ollanta, EnREDa2.0 y otros que mi mente no quiere recordar).

mj

Así, a la vida.

¿Falta algo?

Datos generales, quizá…

Nací en Lima, pero me siento piurano y quiero vivir en Puno. Me inscribieron como Eduardo Sosa Villalta en la Reniec (pero no me dicen Lalo). Pertenezco a la generación a la que los videojuegos le arrebató el espíritu deportivo. Estudié Periodismo en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Twitter antes que Facebook. Estudio la obra monumental de Luis Alberto Sánchez (LAS).

Este blog, como se señala en la primera casilla de la columna derecha, es para lectores que (se la) buscan. La intención es sacar a luz escritos inéditos y valiosos para el conocimiento, sobre todo las Letras y las Artes, así como investigaciones propias relacionadas.

Como, por ejemplo, el siguiente documental titulado ‘Lima’ de 1944, en cuya tercera parte se puede apreciar a un joven Raúl Porras Barrenechea tomando el examen de ingreso a San Marcos.

Anuncios